Inicio de la página
Comentarios, artículos, columnas...
 
Columna de Teresita

Evaluar. Una práctica necesaria

(1 de junio de 2011)
 
 

El complejo tema de la evaluación en educación está en el ojo del huracán, un asunto de interés público, atañe tanto a los responsables de la política educativa nacional, como al gremio magisterial, los padres y madres de familia, incluso a los legisladores. Sin dejar de lado, el manejo de la información en los medios de comunicación impresa y electrónica. La evaluación es hoy por hoy, tema de discusión.

La evaluación en su significado más amplio no se limita al contexto educativo.-

Aplicación de la prueba ENLACE. Escuela Primaria "Carmen Meneses" (23/05/2011)

 

Es una práctica que permite establecer juicios de valor con la finalidad de analizar e interpretar resultados para tomar decisiones orientadas a la mejora de una acción, tarea o proceso. En educación, la evaluación es parte del propio proceso enseñanza-aprendizaje. Un proceso por sí mismo que permite apreciar resultados, reconocer deficiencias, identificar logros y reorientar las estrategias metodológicas para el logro de aprendizajes esperados.

Hace apenas unos días, concluyó en la mayoría de los estados del país, la aplicación de la Prueba ENLACE en educación básica, una práctica oficial coordinada desde la Secretaría de Educación Pública con el aval del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE; junto con ella, la publicación de resultados de los docentes y escuelas reconocidas con el Estímulo a la Calidad Docente, y para cerrar el tema de la evaluación, se presentaron de manera oficial los Nuevos Lineamientos de Carrera Magisterial, fueron tres eventos convergentes que enfatizan el punto crítico de la evaluación de la educación mexicana. Como dicen –en el discurso- , los servidores públicos, una estrategia válida para la rendición de cuentas, transparencia y el impulso a la mejora de la calidad.

Por donde se pretenda explicar el tema, las aristas son multifactoriales. Cada una responde a un criterio, a una línea de operación o al interés particular de quien exprese la afirmación. Sin embargo, ¿qué opinan los maestros de estas decisiones? ¿Los docentes de grupo estarán de acuerdo con los factores de evaluación en carrera magisterial? ¿Los padres de familia, participan las formas de evaluar a sus hijos? ¿Cuáles son los compromisos de los padres y madres de familia para apoyar la educación de sus hijos? ¿Cómo apoyan los directores y supervisores los cambios de enfoque en torno a la evaluación?

No hay duda, la situación actual en las escuelas, las prácticas pedagógicas reales y la aplicación de instrumentos tradicionales, distan de las consideraciones del Acuerdo número 499, vigente en materia de evaluación; en consecuencia, con el enfoque de la Reforma Integral de la Educación Básica, sugerido en la educación por competencias.

La evaluación de los aprendizajes es una práctica determinante en la historia escolar de los educandos, vista de manera imparcial; poco o nada apreciada como referente del desempeño docente por parte de los educadores y directivos. Con esta experiencia, son una minoría, los maestros que se preocupan por autoevaluar su desempeño, reconocer que la calidad de su trabajo repercutió en el aprovechamiento de sus alumnos y lo más valioso, identificar las áreas personales que deben mejorarse y fortalecer las estrategias didácticas apropiadas a la naturaleza del campo disciplinar de las asignaturas. Cuando cada docente tome consciencia del valor de la evaluación, como ejercicio de reflexión personal y con la debida connotación pedagógica, se convencerá que no hay mejor satisfacción que el logro académico de los estudiantes, cumplir con la responsabilidad de enseñar a aprender guía el reconocimiento de los padres de familia hacia la noble labor del educador.

Antes de dejarse llevar por los comunicados de la prensa, los discursos oficiales, críticas u opiniones, los actores y sujetos del sistema educativo nacional, están en su derecho de juzgar si la evaluación atiende a pronunciamientos políticos, sindicales o sociales, o si en verdad, es un asunto de impacto a la educación, el desarrollo y la economía de nuestro México. Está en juego, la reorientación de la políticas educativas: programas permanentes de formación inicial y continua del colectivo directivo y docente, mejora del entorno escolar, incremento a los salarios, incentivos económicos, reformas a los planes y programas, exámenes estandarizados, implementación de actividades cocurriculares, evaluación del desempeño docente, entre otras medidas.

Mejorar las posiciones en cuanto a habilidades lectoras, matemáticas y científicas de los estudiantes mexicanos, es el gran desafío. Educar en y para este milenio globalizado y de competitividad, es un reto mayúsculo para el gobierno y una gran responsabilidad para los agentes de la educación.

 
Aplicación de la prueba ENLACE. Escuela Primaria "Pedro Pablo Arcila" (23/05/2011)
 
 
 
Fuente: Texto enviado por Teresita Durán Vela; 01/06/2011 // Fotos: Santiago Canto Sosa; 2011