Inicio de la página
Comentarios, artículos, columnas...
 
(30 de abril de 2009)
 

Alerta por la influenza humana

 

Dada las condiciones sanitarias actuales en todo el territorio nacional, las autoridades están tomando cartas en el asunto para mitigar la angustia y preocupación de los mexicanos. A través de diversas formas, las autoridades de salud, informan sobre las características, sintomatología, recomendaciones y medidas preventivas necesarias para que los ciudadanos tengamos información acerca de la influenza humana (H1N1) –reconocida por la OMS- que tiene en alerta epidemiológica a México y otros países en el mundo.

El brote epidémico del virus de la influenza –antes llamada porcina- es el principal tema de discusión en las dependencias de salud, oficinas gubernamentales, centros de trabajo y familias; en verdad, un tópico que ha contagiado a toda la población. Ante la situación de emergencia sanitaria que se vive en estos días, las medidas de prevención son una constante; recomendaciones respecto a las formas inmediatas, sencillas pero necesarias para que hombres y mujeres de todas las edades pongamos en práctica, así, disminuir altamente el riesgo de contagio.

A través de la prensa escrita, audiovisual y de internet, los comunicados están ofreciéndose con frecuencia; los espacios en la televisión, han incluido entrevistas con expertos, consultas indirectas o directas del teleauditorio a los especialistas; los sitios oficiales y salas de prensa de dependencias están actualizando datos y eventos. Son tantas las noticias que en ocasiones algunas referencias crean confusión dada la forma en que se presenta la noticia. En internet, por ejemplo, están circulando varios mensajes –tipo advertencias- otros interesantes, pero de riesgo por el manejo que hacen del tema, proponiendo a los navegantes “hipótesis de análisis político, económico o con efectos electorales”, bien dicen que el rumor es un vehículo seguro para desestabilizar a un grupo o comunidad; si las personas que afirman tener indicadores confiables para hacer sus propios juicios y al compartirlos, lo hacen sólo con la intención de expresar su opinión, ¡adelante! Lamentable sería que las personas utilicen este fenómeno como una bomba para atacar y confundir a la ciudadanía, lanzar críticas por pertenecer a grupos opuestos a los niveles de gobierno.

La situación sí es de emergencia, la suspensión generalizada de las actividades escolares en todos los niveles educativos, así como, la suspensión de servicios no indispensables en la capital del país y otras entidades, atienden a medidas de prevención; es inevitable un descenso temporal en la productividad en la economía; sin embargo, cuando la salud de una nación está de por medio, las decisiones inteligentes y sugerencias que se propongan deben dar prioridad al cuidado y protección de la salud, a la integridad humana

En estos momentos de incertidumbre, los mexicanos debemos actuar conscientemente; proteger a la familia, cuidarnos unos a otros, atender las medidas de higiene, mantener la calma, permanecer en casa. Es importante atender las recomendaciones de los expertos en salud y las disposiciones gubernamentales, así contribuiremos a que esta epidemia sea pasajera.

San Francisco de Campeche, Cam. 30 de abril de 2009.

 
 
Texto enviado por Teresita Durán Vela, el 30 de abril de 2009