Inicio de la página  
Introducción a la Pintura en Calkiní
Mayo de 2003.

En la primera mitad del siglo XX, personas como Ernesto y Azael Pérez Rodríguez, Vidal Ortiz y Alberto Estrada Mijangos dibujaron su entorno, motivados por su afición al bosquejo de figuras y letras. Ernesto retocaba superficies con líneas en blanco y negro. Él y su hermano se afianzaron en la música y Ortiz y Estrada prefirieron rotular cartelones y otros contornos.

En 1951, el Profr. Renán Suárez Cárdenas llegó de Mérida a trabajar con su hermano, el Dr. Pedro. El maestro fue uno de los fundadores de la primera Secundaria (Nocturna), que abrió sus puertas en 1954. En ella, dio clases de Dibujo; luego lo hizo en la ETI # 86 (ahora EST # 3), en la Normal de Profesores del Colegio Superior y en la Casa de Cultura, donde laboraba desde 1986, ya que se retiró de ésta a principios del año 2002.

En esas instituciones tuvo a su cargo a infinidad de adolescentes y jóvenes, que descubrieron y/o desarrollaron sus capacidades de dibujantes, rotulistas o artistas del pincel. Entre éstos se encontraban Pedro Lara, Jorge Pool Chan, Nicolás Ordóñez, Reynaldo Collí Cruz, Fermín Huchín, Santiago Caamal, Wilberth y Elmer Cocom, Julián Hau, Leydi Kú Noh, Jorge Jiménez Díaz y Arturo Cocom Pech y la mayoría de los que exponen o expusieron en la Galería Arte Kin.

En la década de los 60's, César May Tún comenzó a destacar, alentado por Suárez Cárdenas, quien le enseñó a pintar acuarelas y agua tintas. Surgió una amistad con Sergio Cuevas, reconocido por sus murales y grabados en linóleo. Veinte años después, en un artículo periodístico del Dr. Heriberto Arcila, Cuevas Avilez manifestó su agradecimiento al Profr. Renán por haberle enseñado el gusto por las bellas artes y por la vida. Entre los tres pintores, habilitaron un taller en la casa de May Tun, en la calle 22 x 17.

En la década de los 70's, junto con el Dr. José Estrada Mijangos, abrieron la Galería "Ah-Canul", que duró un par de años, en el domicilio del Profr. Rafael Padilla Briceño, en la calle 17 entre 18 y 20. A partir de entonces, se ha observado en el ambiente local un surgimiento de creadores de perspectivas y matices, de rótulos o fotografías. Don Manuel Mijangos Uribe, avecindado en Acapulco, al jubilarse regresó a su terruño, en el que participa con su pinturas en las Ferias Artesanales y Culturales.

Hace un par de años, se abrió la Galería Arte Kin, un espacio multiplicador, en el que se pretende sembrar la semilla de pinceles firmes. Para que los resultados sean positivos, la comunidad debe participar en esta tarea, acudiendo a la Galería a valorar el quehacer de la Plástica calkiniense. Esto permitirá, aparte de estimular los sentidos, apoyar a los autores en la adquisición de nuevos materiales.

 

Fuente: Los ojos de Ah-Canul. Reseñas y comentarios. Santiago Canto Sosa. Calkiní, Campeche, 2000-2003. 150 pp.

Volver