Calkiní, 3 de marzo de 2005
 
El Escudo de Calkiní
 
 


Calkiní a pesar de ser una de las comunidades más antiguas de la Península de Yucatán, su fundación se remonta según algunos historiadores al año de 1441 por los hermanos Ah Canul, no poseía un escudo de armas que lo representara.

Aunque muchas personas consideran esto una tontería o les tiene sin importancia tal situación hay que resaltar que el escudo de armas es la síntesis de la historia de una comunidad y su identificación entre los pueblos.

 

De ahí que los heraldistas consideren que: “Debe señalarse que hoy el escudo de armas, al igual que la bandera, en su más alta significación, es símbolo de nacionalidad y representación genuina de la patria”.

Nótese, amable lector, cómo los entendidos en la materia, heraldistas, establecen una equivalencia entre la bandera y el escudo de armas como la representación de la Patria. (En este caso la Patria chica).

En el Decreto que concede a Calkiní el título de Villa expedido por el Congreso Constituyente del Estado de Yucatán el 14 de febrero de 1824, en el artículo segundo se lee:

“2º. El Poder Ejecutivo expedirá el título y designará la divisa o escudo correspondiente”.

Parece ser que dicho escudo no llegó a expedirse ya que no se tiene ninguna noticia de ello.

Durante muchos años el Profr. Fred I. Berzunza Chacón resaltó la necesidad de que las autoridades correspondientes contrataran a un heraldista o se convocara a un concurso para dotar a nuestro municipio de su correspondiente escudo de armas.

Siendo Presidente Municipal (1997-2000) el Dr. José Felipe Estrada Mijangos y Director de la Casa de Cultura el Profr. Alonso Reyes Cuevas, se convocó a los habitantes del Municipio de Calkiní a participar en un concurso para seleccionar un escudo que representara dignamente a nuestro terruño.

La respuesta fue extraordinaria ya que se presentaron 41 trabajos.

El jurado calificador dio su veredicto, resultando ganador el Profr. Jorge Alberto Anchevida Chan.

La noche del domingo 2 de mayo de 1999,en el parque principal de la mencionada ciudad se llevó a efecto una velada literario-musical en donde se entregó al ganador su premio, consistente en cinco mil pesos en efectivo y diploma. Se develó el escudo que, según las autoridades, desde ese día representaría al Municipio.

Resulta extraño que la administración del Dr. Estrada no haya dado difusión ni utilizado de manera “oficial” el mencionado escudo; ya que excepto exponer el trabajo en los bajos del Palacio Municipal y mandarlo imprimir en la portada del libro Calkiní: una historia compartida, edición auspiciada por el Ayuntamiento, no se tiene ninguna otra noticia de la divulgación del emblema. Desde ese momento el Ayuntamiento debió de haber utilizado el citado escudo en toda su papelería y obras: “Además, el Ayuntamiento debe emplear sus armas en sus escritos, membretes, sellos, repostero y tapices, banderas, placas y escudos en madera o piedra en las fachadas de sus edificios y obras públicas y en cuanto sea de su propiedad”.

La pasada administración siguió empleando su logotipo como se puede constatar en la placa que se encuentra instalada en el “Arco maya”.

Las recientes administraciones han venido utilizando diversos logotipos* para representar al Municipio; los cuales, generalmente, nada dicen de nuestros orígenes o de la historia de nuestro pueblo. Aunque también hay que reconocer que el utilizado por la administración del Dr. Estrada, desde mi muy particular punto de vista, fue el que mejor sintetizó los orígenes y raíces de nuestra comunidad.

Por todo lo anteriormente expuesto llamó mi atención que la actual administración, la de Sonia Cuevas Kantún, utilice un nuevo logotipo para la representación del Municipio. Reproduce, según parece, un segmento del Palacio Municipal: una columna toscana con un arco de medio punto; resaltando una letra C, en medio de la cual se divisa el Municipio de Calkiní.

Tengo que reconocer mi ignorancia en cuanto a los trámites a realizar y requisitos a llenar para que un escudo pueda ser considerado “oficial”; según pude indagar parece ser que tiene que ser autorizado por el Congreso del Estado. Pero... ¿utilizar un logotipo no necesita autorización del Congreso? ¿Ya se tiene la autorización correspondiente? En ese caso ¿por qué el logotipo si se autorizó y el escudo no? ¿No se ha autorizado el logotipo ni el escudo? Entonces ¿por qué no utilizar mejor el mencionado escudo?

Por medio de la presente hago un humilde llamado “A quien corresponda” para que se realicen los trámites correspondientes para que nuestro Municipio posea de manera “oficial” su escudo.

Contar con un escudo que haga sentirnos orgullosos de nuestros orígenes a los calkinienses de hoy y del mañana, también es una manera de fomentar “nuestra campechanidad”.

* Logotipo. Forma característica que distingue una marca o nombre de empresa o de un producto.

 
Banderas y Escudos del Mundo. Panamá, Editorial América, S.A. 1986. p. 9
Heráldica y Genealogía. Madrid, Granada Ediciones y Distribuciones S.A. 1990. P. 237.

Publicado en el Suplemento Dominical del Periódico TRIBUNA del 26 de noviembre de 2000.

 
 
Fuente: Texto proporcionado por su autor.